sábado, 10 de febrero de 2007

Me necesitas

Cada amanecer te espero fogoso, aguardando impaciente el instante en que tus labios succionen mi esencia. Siempre lo haces, porque me necesitas y me deseas. Te acercas a mi con la expresión soñolienta de los amaneceres cansinos. Cierras los ojos y dejas que mi olor te penetra los sentidos. Me acercas a tus labios con ansia. Me gozas. Me gusta encontrarme así, dentro de tu boca, mientras mi fluido se mezcla con su humedad tibia. Lentamente voy rellenando tus pliegues internos y tus membranas rosadas. Entro como una cascada en tu corriente sanguínea. Navegamos juntos y siento como mi fuego aviva tus emociones. Te hago feliz. Por eso sé que nunca podrás vivir sin mi, sin tu amado café de la mañana.

5 comentarios:

Elena dijo...

Muy bueno el giro final, jejeje.

Diana dijo...

Me chirría ese uso tan repetitivo en tus textos de la palabra CANSINO. Por lo demás, chapo!

hanksiolitico dijo...

He ido a mirar todo tu perfil ¡y no está TODO¡ ¿Te parece bonito?

bank dijo...

Un café taicuba, plis.

Anónimo dijo...

Cómo me apetece un cigarro

ADVERTENCIA LEGAL

Todos los contenidos que aparecen, o puedan aparecer expuestos en este blog, pertenecen a Dña. Celsa Muñiz Diez y están registrados. Por ello están protegidos por el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril (Ley de Propiedad Intelectual).

No se permite la reproducción, total o parcial, en ningún soporte y para ningún fin, de ninguno de dichos contenidos salvo autorización expresa de la autora. En caso de autorización se citará siempre la autoría y la fuente original, creando, si fuese posible, un vínculo a esta página.