jueves, 7 de mayo de 2009

¿Hay alguien ahí?


Crepitan las llamas en la noche invernal y el olor de las hojas de eucalipto que arden en el fuego impregnan la estancia. La anciana lee frente a la chimenea, sola, en la única casa habitada del pueblo. Suenan golpes en la puerta. Sobresaltada, deja caer el libro y el gato vulgar, que dormitaba ovillado junto al calor, da un brinco. Recoge el libro, lo coloca sobre la mesilla y se queda expectante, con la vista extraviada entre las fotografías amarillentas que la observan desde la cómoda. Vuelve a sonar otra tanda de golpes. Se pone en pie con agilidad inusual y se acerca a la puerta conteniendo la respiración. Acerca el oído y escucha. Silencio. ¿Hay alguien ahí?, pregunta. El gato pega el hocico a sus zapatillas de fieltro gris. Nadie contesta. ¿Hay alguien?, repite de nuevo. Al otro lado sólo se escuchan arañazos en la madera. Se arma de valor y abre. Una mujer, igual a ella, se cuela dentro sin mirarla, se dirige a la sala, coge el libro que está sobre la mesilla y se sienta a leer frente a la chimenea. El gato arquea el lomo con los pelos en punta. La anciana intenta hablar pero su boca sólo exhala humo blanquecino. El espejo sobre el aparador le devuelve una mancha borrosa que se diluye poco a poco.
Unos minutos más tarde, vuelven a sonar golpes en la puerta. La mujer que vino del exterior, sobresaltada, deja caer el libro. ¿Hay alguien ahí?, pregunta.

29 comentarios:

BB dijo...

Por nada del mundo le abriré la
puerta a esa dama que llegue
vestida de mí.
Excelente y escalofriante relato,
amiga. Te felicito.
Un beso
BB

Juanjo dijo...

Sugerente, muy sugerente el relato. El cartero siempre llama dos veces, pero los espectros no saben contar, y a las ancianas siempre se les cae el libro cuando se levantan por algo.

Excelente.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Qué alguien le conteste por favor!! que si no va a acabar aun màs sorda de lo de que ya està! Es que la vejez es muy mala...(sonrîo)

Este relato en particular,me encantô, personalmente. El principio me recordô algunas descripciones de interior a lo Azorîn. Me quedo con las repeticiones del, Hay alguien ahî? pues nunca sabemos cuando nos tocarà el turno a nosotros, y en la mayorîa de los casos, ni avisa...

Besos. Me gustô y mucho. Linda reflexiôn.

El Ángel... dijo...

Me gusta reaparece el suspenso con detalles en la descripción muy interesantes.
Muy bueno. Un beso.

manuespada dijo...

Me ha recordado a "Continuidad de los parques", de Cortázar. Muy redondo el relato, muy cíclico.

Hank dijo...

Has inaugurado La Eternidad. O lo que es lo mismo: un movimiento que se alimenta de su propio movimiento, un permanente acumulador-dispensador de energía cinética.

Esa vieja es pura física cuántica alimentándose de su reflejo, ser único de su universo, tan completo como la nada y tan inquietante como un agujero negro.

Vaya...

HYDRO dijo...

Me recordaste a la pelicula el show de truman, el pez que se muerde la cola.Besos.

bRaiChy dijo...

yo no voy a comentar las cosas a las que me recuerdan tu relato. Te escribo simplemente para decirte que me pareció bueno: breve, (in)tenso y cerrado.........ah! y aromático, casi puedo oler el eucalipto desde mi habitación :)

Miguel Baquero dijo...

Estremecedor esa especie de bucle temporal. Y el hecho de que sea la única casa habitada del pueblo, los arañazos en la madera, las fotografías amarillentas... Todos los detalles están muy bien cuidados y es por esa alquimia narrativa por lo que el relato resulta y uno se estremece.

Muy bueno. Enhorabuena

Carolina dijo...

Apostaría que es ella..
un poco más joven cada vez
la que entra y lee
en un espiral de visitas
que la invitan a despedirse
del gato y la chimenea....

Raúl dijo...

Moraleja: el que se va a Sevilla pierde su silla.

No, ahora en serio. Un cuento desconcertante. Como bien dice Hank, la eternidad es un movimiento circular, envolvente y que se retroalimenta.

Pd.- Ya me gustaría a mí poder/saber escribir algo alegre.
El caso es que vivo atrapado en un pequeño proyecto, con nombre y todo, que me exige estos tonos y estas texturas. El caso es recopilar una serie de microrrelatos, que traten de explorar todas y cada una de las oscuridades que acechan las noches de los hombres, soledad, miedo, dolor, etc. Así que, esa continuidad que me impongo en la línea "editorial" de mi blog (jalonada, únicamente por las pelis que me distraen) no me deja ni tan siquiera imaginarme un texto alegre escrito por mí mismo. Esa es mi actual condena.
Gracias.

Arcángel Mirón dijo...

¡El infierno de las repeticiones incesantes! Debe haber pocas maldiciones tan terribles como ésa.

Alma dijo...

Un día de la marmota pero en el pueblo con olor a eucalipto. Lo que indica que todo se cicla y no tanto se recicla.

Saludos

El Viajero Solitario dijo...

En efecto, como dice Manu, este micro guarda muchas semejanzas con "Continuidad de los parques", de Cortázar: un lector en una casa aislada, alguien que llega, le relato circular.
Eso sí, el desenlace es diferente. Muy buena vuelta de tuerca.
La atmósfera que recreas (que tan bien recreas, apostillo), me hizo pensar también en Maupassant.

Herman dijo...

¿Puedo unirme a la avalancha de elogios? Me ha encantado, Sinuosa.

Sinuosa dijo...

BB, me encantó eso de “vestida de mí”. Besin

JUANJO, es que éste especto no vio la peli. Era de pueblo. :)

EVA, siempre imaginé que el “recambio” de alma podría ser así. Terrible, ein? Besos

ANGEL, gracias, a lo mejor para el paso al otro lado se necesitan alas de ángel. Del bueno, no vayamos a liarla, jeje

MANUESPADA, conozco el cuento, ¡qué gran cuento! Me alegro que te lo recordara, aunque no pensé en él cuando lo hice (o por lo menos no fui consciente).

HANK, ¡toma ya! Me has dejado boquiabierta. Tu comentario me produce una desazón… Es tremendo. Da más miedo que mi relato, jajaja
Un abrazo

HYDRO, pues no vi esa peli… Tendré que buscarla. Gracias por pasar.

BRAYCHI, muchas gracias por dejar tu comentario. Bienvenido a mis letras.

BAQUERO simpático, siempre es un placer encontrarte aquí.

CAROLINA, que bonito el comentario. Tú, siempre viendo el lado poético de la vida (o la muerte). Gracias.

RAUL, eso de que no “sabes” escribir algo alegre sí que no me lo creo. Eres muy bueno con las palabras, con todas, así que… Yo que quería copiarte… Siempre tengo que frenarme para que mis personajes no se me vayan de cachondeo y terminen soltando alguna chorrada. Es que yo le veo chascarrillo a todo. Pero me contengo (a veces).
Con lo de tu impuesta línea-editorial-triste, cuidadín. A ver si luego coges vicio, se te enquista la tristeza y te me amustias, ein?
Ale, un abrazo.
:))

ARCANGEL, las repeticiones que más me gustan son los desayunos. A mí, solo por desayunar cada día ya me merece la pena la vida. ¿Te imaginas que en el Más-Allá no haya desayunos? Ahhhhh :))

ALMA, me gustó eso de que cicla y no se recicla, jejej

VIAJERO, ni idea de Maupassant. Dios…, cuántas lecturas me faltan…

HERMAN, únete, únete. ¡A ver, dejen sitio a Herman, por favor, no se me amontonen…!
:))

Gucci dijo...

Me gustó!!!
me hizo acordar a Poe con The Raven.
Muy lindo ^^

Araceli Esteves dijo...

¡Qué bucle más pesadillesco!
Me ha gustado mucho, pero me ha dejado los pelos de punta.

Alma dijo...

Como cada día, hoy en especial, un recuerdo para Benedetti.

recordando a Benedetti

Sinuosa dijo...

GUCCI, recordarte a Poe, ¡nada menos, ufff!
Gracias y bienvenido/a

ARACELI, ¿tan en punta como los del gato?
Un abrazote, maja.

ALMA, gracias por el poema. Tu siempre tan amable.
Besin.

Ignacio Reiva dijo...

Me ha encantado este relato. Me quedo pensando y mientras tanto te sigo leyendo. Un abrazo

Sinuosa dijo...

Adelante, IGNACIO REIVA, siga pensando y leyendo. Me encantan las dos cosas.
Bienvenido.

jordim dijo...

Sí señora, me has recordado a Quim Monzó, estos cuentos de universo paranoico en expansion constante me atraen especialmente.

Sinuosa dijo...

JORDIM, gracias, me llena de orgullo que te recuerde a Quim Monzó y felicidad de que te guste.
Un abrazo veraniego.

Elaguijon de Labeja dijo...

WOW! me encantó mucho!! no creo
que vuelva a abrir la puerta si
alguien no me contesta... esta muy
buena la historia te fecilito esta genial!

Leny dijo...

Realmente me ha gustado mucho este relato. Corto y eficaz. Certero.
Me ha recordado un poco en su estructura a Continuidad en los parques de J. Cortázar. Los relatos ¨circulares¨ siempre me parecen interesantes.
Te seguiré leyendo.

Saludos cordiales

DanielPérez dijo...

Veo que te gustan éstos tipos de textos para escribir, personalmente me encantan también.
Personal Favorite: la continuidad de los parques. -JC
Creo que se van a cansar las manos de tanto aplaudir..
:)

http://palabrassintinta.blogspot.com

DanielPérez dijo...

Y ahora qué!?
Dos de las entradas con signos de interrogación!
:( Yo queria volverlos a leer ..
:S
Están concursanddo o qué???!?

Sinuosa dijo...

DANIEL, así es, están concursando. Éste y otros dos más por ahí abajo. Cuando fallen el concurso los volveré a colgar.
Gracias por tu interés.
Un abrazo.

ADVERTENCIA LEGAL

Todos los contenidos que aparecen, o puedan aparecer expuestos en este blog, pertenecen a Dña. Celsa Muñiz Diez y están registrados. Por ello están protegidos por el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril (Ley de Propiedad Intelectual).

No se permite la reproducción, total o parcial, en ningún soporte y para ningún fin, de ninguno de dichos contenidos salvo autorización expresa de la autora. En caso de autorización se citará siempre la autoría y la fuente original, creando, si fuese posible, un vínculo a esta página.